Aurora Boreal

Lunes, Dic 18th

Last updateJue, 14 Dic 2017 1pm

Home > Literatura > Ensayo > Sobre Miguel Ángel Asturias y su obra “Hombres de maíz”.

Ensayo

Sobre Miguel Ángel Asturias y su obra “Hombres de maíz”.

hombres maiz 250Miguel Ángel Asturias (19 de octubre de 1899 en ciudad de Guatemala - 9 de junio de 1974 en Madrid, España) fue un abogado, periodista y escritor guatemalteco, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1967 . Entre sus obras más sobresalientes se encuentran El Señor Presidente y Hombres de Maíz. También se hizo acreedor al Premio Lenin de la Paz en 1965 (Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, 2004).  Su niñez y juventud discurrieron por los barrios La Parroquia y Candelaria, que evocó en su producción literaria. Sus estudios de bachillerato los hizo en el Instituto Nacional Central y en la Universidad de San Carlos de Guatemala obtuvo el título de Abogado y Notario en 1923, presentando su tesis El Problema del Indio, trabajo que mereció el Premio Gálvez (Haeussler, 1983). Más tarde, el escritor colabora con el diario El Imparcial y luego en la revista Vida. Después, viaja a París, Francia, e ingresa en la Universidad de París y estudia Los Mitos y Religiones de Centroamérica, con especialidad en la cultura maya. En París, junto a otros amigos edita la revista Ensayos. De regreso a Guatemala en 1933 funda el matutino Éxito y el primer radioperiódico original Diario del Aire (Haeussler, 1983). En el período revolucionario de 1944 a 1954 desempeñó varios cargos diplomáticos.  Murió en Madrid el 9 de junio de 1974 pero sus restos reposan en el cementerio de Pere Lachaise, en París. En 1930, Asturias edita en Madrid, España, su libro Leyendas de Guatemala, que de inmediato atrae la atención de los críticos europoes. Pronto es traducido en varios idiomas y señala el inicio de su carrera literaria. El libro está formado por una serie de relatos escritos en un castellano limpio. Toda la obra esta revestida de gracia, fluidez, facilidad para manejar elementos: brujos, terremotos, choques de nubes, lluvias de estrellas e insectos.


Hombres de maíz
Hombres de maíz constituye una incisiva denuncia de los devastadores efectos que el capitalismo y las grandes empresas internacionales tuvieron en las costumbres, creencias ancestrales, despersonalización e inseguridad de los campesinos guatemaltecos. La audacia de la construcción narrativa, la técnica expresionista e incluso onírica y el estilo barroco y poemático, plagado de imágenes, símbolos y efectos musicales, confieren a esta obra de Miguel Ángel Asturias (1899-1974) una singularidad inconfundible.
El escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias empezó a escribir obras literarios en el año de 1923, desde ese momento empezó el camino dentro de la literatura guatemalteca. Asturias desarrolló sus composiciones en la poesía, el teatro, la novela, el cuento y el ensayo. Algunas de sus obras se basan en los temas nacionales guatemaltecos. La población indígena y la sociedad son sus mayores fuentes. No se olvidó reconocer figuras de puro orgullo para las Américas, Simón Bolívar y Rubén Darío sobresalen entre otros. Las fuerzas que dan forma a la obra de Miguel Ángel Asturias son numerosas. Sin embargo, se puede considerar la situación política y las influencias de la cultura precolombina las dos fuerzas más influyentes. Entonces, para hacer una caracterización de la obra de Asturias, primero es necesario caracterizar sus raíces guatemaltecos y las circunstancias políticas en las cuales vivía.
La influencia de las religiones precolombinas en la obra de Asturias, la cultura de su país nativo fue decisivo en la formación de su forma de pensar y, por consiguiente, su forma de escribir. Desde lejos, vio la gran cultura maya. Tradujó el Popol Vuh, la historia maya de la creación del hombre, de francés a español. En Paris en 1930, escribió Leyendas de Guatemala, un trabajo sobre la cultura maya. La cultura maya era central en sus primeras obras. Asturias, además de utilizar la cultura precolombina como tema de su obra, incorporó sus actitudes en su propia literatura. Los mayas creían en un vínculo fuerte entre el hombre y la tierra. Al leer el Popol Vuh, se puede ver la creencia maya que los dioses crearon al hombre de maíz y que el hombre tiene una obligación a adorar a estos dioses. En Hombres de maíz, Asturias conecta las creencias mayas a los sucesos modernos de su país. El proceso de destruir la tierra destruye el nexo entre el hombre y protección de la tierra. Sus sentimientos hacia el mundo mítico y natural refleja las creencias de los mayas. Miguel Ángel Asturias utiliza el arte o la forma de expresarse que utilizaron los mayas. Expresa su admiración por el pictograma maya que el llama la novela de la gente indígena. Mucha de la poesía de Asturias se clasifica como surrealista. Como el pictograma maya, la realidad de lo que Asturias escribe se disuelve en la confusión de lo real y lo irreal. Él es el pionero del estilo del realismo mágico, un estilo de escribir que mezcla la realidad que percibe el lector, el narrador, y el personaje. En las obras con elementos del realismo mágico es común que Asturias dibuja un elemento real de la naturaleza centroamericana en una manera que le hace parecer imposible al lector. Por ejemplo, se presenta un paisaje volcánico que es común en Guatemala como un lugar mágico o imposible de ser real.


La influencia de las circunstancias políticas en la obra de Asturias 

La situación política durante la vida de Asturias afecta sus razones de escribir. Vive en periodos en los cuales el gobierno se considera Asturias como gran autor y diplomático. También sufre años de opresión y exilio bajo dictaduras que no aguantan la crítica del autor. La novela Hombres de maíz, publicada en 1949, es un buen ejemplo de la influencia de las religiones pre-colombinas y las circunstancias políticas en la obra de Asturias. El estilo a veces absurdo del realismo mágico paralela los sucesos absurdos políticos. Se puede ver que la cultura y la religión guatemalteca y la situación política influyen el autor al crear esta obra del conflicto que sucede cuando la gente traiciona la naturaleza. Al escribir su novela con un trasfondo del conflicto entre los campesinos, la comercialización, y las creencias ancestrales, Asturias presenta el choque entre la naturaleza y la meta de acumular ganancias. Al analizar la presentación del personaje Gaspar Ilóm, se puede ver la presencia de aspectos de la cultura precolombina, de la situación política, y del realismo mágico en Hombres de maíz. Asturias empieza Hombres de maíz con el personaje de Gaspar Ilóm, la representación de la lucha a proteger la tierra. El nexo entre el hombre y la tierra es muy importante en la filosofía maya que el hombre tiene la obligación a adorar a sus dioses y proteger la tierra. Gaspar está interconectado con la tierra y no puede negar su obligación a ella. Al escribir "sin poder deshacerse de una culebra de seiscientas mil vueltas de lodo, luna, bosques, aguaceros, montañas, pájaros y retumbos que sentía alrededor del cuerpo".  Asturias utiliza muchos símbolos de la tierra para mostrar el nexo ineludible que Gaspar tiene con la tierra . Con las palabras que manifiestan el credo de Gaspar, Asturias muestra aspectos de filosofía precolombina y de política moderna. "Sembrado para comer es sagrado sustento del hombre que fue hecho de maíz. Sembrado por negocio es hambre del hombre que fue hecho de maíz". Esta fuerte declaración conecta creencias mayas y opiniones sobre la comercialización Se puede ver que Gaspar cree que al utilizar el maíz para sobrevivir el hombre apoya la vida de la tierra y de si mismo.
Al ver la situación política de la comercialización en Centroamérica, se puede ver las connotaciones políticas del credo de Gaspar. Gaspar expresa que los maiceros que dedican a cultivar el maíz en búsqueda de ganancias son condenados a fracaso, a hambre. El mensaje es que el hombre guatemalteco no puede continuar a sacrificar la tierra por la ganancia. Hombres de maíz manifiesta el peligro de la comercialización que destruye Guatemala durante esta época. En que Gaspar representa la lucha para la tierra, su muerte empieza una serie de consecuencias para los responsables de su muerte. Por mucha de su obra Asturias utiliza el realismo hombres maiz 350mágico, un estilo que combina y confunde el concepto de lo que es real y lo que es creación mágica. La muerte de Gaspar y las consecuencias que siguen están envueltos en el misterio del realismo mágico. La muerte de Gaspar Ilóm es un ejemplo de realismo mágico. Al utilizar elementos de creencias indígenas, Asturias da la sugerencia al lector que Gaspar no se ahogó en el río. Al mismo tiempo, cuenta que se ahogo. Asturias presenta el concepto indígena de un "nahua," un hombre y un animal que se combinan en un solo ser. Se puede entender que Gaspar sobrevivió el agua del río porque se convirtió en un animal, su nahua, o porque paso a otro mundo. Un personaje expresa la idea que Gaspar, como resultado de su nexo con la naturaleza, no murió en el agua, diciendo, "se echó al río como una piedra, ya no como hombre. Vas a ver que cuando Gaspar nadaba, primero era nube, después era pájaro, después sombra de su sombra en el agua".  Al dar el lector la prueba de su muerte a la vez que da sugerencias que Gaspar pudiera haber sobrevivido, Asturias crea la confusión de realidad que se llama el realismo mágico. En el momento que Asturias escribió Hombres de maíz también existía los que participan porque honran la lucha pero no ven su sentido verdadero. El tema central de la obra, el conflicto entre la comercialización y la naturaleza, esta interconectado con dos influencias grandes al trabajo de Asturias: la religión pre-colombina y la situación político. Hombres de maíz es una novela con elementos verdaderos, influido por sucesos políticos, y elementos irreales, influidos en gran parte por las religiones y la cultura pre-colombina.
Por el realismo mágico, el invocar de emociones con descripciones sensuales de la naturaleza, y un análisis inquietante de la acción entre los ladinos y los indios, Miguel Ángel Asturias puede mostrar la destrucción de una cultura por medio de otra. La gente indígena tiene una cultura que aprecia la tierra como si fuera su madre actual y se basa en el maíz, el producto de su trabajo, su vida, y su sustento. El nexo entre la gente indígena y la tierra es algo sagrado, y cuando los maiceros ladinos empiezan a usar la tierra y el maíz para la comercialización, violan el nexo sagrado con la tierra y aislan a la gente indígena de su historia, su cultura, y su vida entera. Asturias muestra la destrucción y despersonalización de la gente indígena por la falta de contacto con la tierra; y, por eso, logra su propósito de exponer el tratamiento horrible de los indios por los maiceros industrializados en su obra principal, Hombres de maíz. El mensaje socio-político que Asturias emite en la novela echa a los maiceros la culpa de la pérdida de la vida, la cultura indígena, y el contacto con la tierra. Por medio de varias secciones que destacan algunos personajes significativos en la historia, Asturias muestra ambos lados de la guerra entre los indios—los que quieren salvar la tierra—y los maiceros—los que tienen la responsabilidad de la comercialización de la tierra. Hay una lucha entre los que quieren cultivar el maíz para sustento y los que quieren negocio. Ambos grupos quieren cultivar el maíz, pero cuando los maiceros industrializados arruinan la tierra con sus máquinas, parecen capitalistas y por eso los indios sienten como si hubieran perdido su sustento y el producto más importante de su vida.

Hombres de maíz no trata de una cuestión de sustento, sino una cuestión de la vida indígena. Cuando destruyen la tierra, los maiceros eliminan la cosa que mantiene a y protege la vida indígena; o sea, eliminan cualquier sentido de valor que los indios hubieran tenido. En una mezcla de la verdad, el realismo mágico, y mitos misteriosos, Asturias pone confusión entre los lectores para que haya niveles diferentes de interpretación sobre la lucha entre el indio y el maicero. No obstante, el mensaje básico es obvio: cuando los “hombres de maíz” pierden su maíz, sienten como si hubieran perdido su identidad, su vida, todo. No es malo cultivar el maíz para el sustento, pero es malo cultivarlo para un beneficio. Se puede utilizar la tierra, o sea, la madre, pero no se puede vender. Y por eso, los indígenas desprecian a los maiceros. Hombres de maíz es una novela del escritor guatemalteco publicada en el año 1949. Su título hace referencia a un mito del Popol Vuh, uno de los libros sagrados de los mayas. Esta novela es generalmente considerada la obra maestra de Asturias, aunque sigue siendo una de sus novelas menos comprendidas. Esta novela fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX del periódico español «El Mundo». El libro está escrito en seis partes, cada una explorando el contraste entre las costumbres tradicionales de los indígenas y las de una sociedad que está en pleno proceso de modernización y cambio.
Sembrado para comer es sagrado sustento" del hombre que fue hecho de maíz. Sembrado por negocio es hambre del hombre que fue hecho de maíz

 

magda lago 250Magda Lago Russo, Uruguay.Químico Farmacéutica, co-Fundadora del Taller de Creatividad Literaria “La aventura de escribir” de la YWCA Costa de Oro (Uruguay). Incursionó en talleres literarios y clubes del libro. Producción Literaria: Narrativa: Novela grupal: Las cuatro estaciones. Novela corta: La caja de Nyco y De recuerdos y soledades, Todo tiene su tiempo y Mundos Diferentes.

 

Material enviado a Aurora Boreal® por Magda Lago Russo. Publicado en Aurora Boreal® con autorización de Magda Lago Russo- Foto Magda Lago Russo © cortesía de Magda Lago Russo.

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584