Aurora Boreal

Lunes, Dic 18th

Last updateJue, 14 Dic 2017 1pm

Home > Literatura > Libros > Prólogo 'Brújula de los deseos' de la escritora Adriana Rosas

Libros

Prólogo 'Brújula de los deseos' de la escritora Adriana Rosas

brujula deseos 250Brújula de los deseos
Adriana Rosas Consuegra
Narrativa
Collage Editores
2016

 

En este libro de crónicas de viajes nos acercamos al corazón, a la fragua de la escritura, a su mecanismo. Adriana Rosas Consuegra descubrió su vocación de escritora, de observadora crítica y cronista, desde su infancia, con sus abuelos, que le inculcaron una ética y la destreza y el arrojo en el nombrar “lo que no debe seguir siendo así”.

El río Magdalena, el mar de Taganga, son sus pagos, la región de donde surge su voz. Ella viaja desde que nació. Sus padres la concibieron en medio del fresco verdor de la sabana de Bogotá y un año después vinieron a vivir a la calurosa capital del Atlántico; para que conciliara el sueño debían pasearla en un carro al caer la noche.

Ahora nos cuenta cómo ha estado habitada por los viajes, cómo suele prestar atención al llamado que le hacen los lugares a donde la lleva la brújula de sus deseos. Nos embarcamos con ella, la vemos con su mochila, con sus botas, sus sandalias, alejarse de los caminos trillados, huir de la rutina, nutrir su alma con nuevos paisajes, con nuevos encuentros.

“Hay que mover el esqueleto. Hay que darle candela al cuerpo para que no salgan las dolencias”, le aconseja una mujer de 80 años, en el puerto del Suán, tierra de una parte de sus ancestros. Ella necesita moverse, bailar. Nadie como Adriana Rosas ha escrito sobre el encanto de una noche de rumba en la Troja.

Nos la imaginamos muy bien disfrutando también del silencio y del canto de los pájaros, observando el vuelo de los halcones desde su ventana, en la hamaca, leyendo a Leila Guerrero o a Mary Shelley. O la crónica de Michael Jacobs por el río Magdalena. Aquí comparte con nosotros su emoción al leer “El ladrón de recuerdos”.

brujula deseos 375En estos textos, que hablan de Colombia y de sus “garbeos” por el extranjero, la sentimos como una mujer muy atenta a lo humano, con una gran intuición poética, en contacto con la fuerza creativa de ancianos y niños. Ella misma nos dice cuán necesario le es cuestionarse, salir de la casa a descubrir-se. Aquí está su poderosa evocación de Panamá en busca de las huellas de sus ancestros y sobre todo de Inés Aminta Consuegra, “esa mujer verraca”, escritora, periodista, a quien el déspota de Rafael Núñez golpeó con el ostracismo, obligándola a exiliarse en Nueva York.

Resalta también sus encuentros con seres que le abrieron caminos, las sendas del saber y el corazón, y le trajeron ecos del mundo, sus variados idiomas, como el profesor Alberto Assa, quien intuyó en ella una gran inteligencia técnica y humana, su sensibilidad musical, su amor por el viaje-estudio.

Nos habla de esa montaña boyacense a la que le cortaron los árboles. “Aquí antes crecía una bonga, la tumbaron para echar cemento, están acabando con la sombra, con el verdor, con los bosques tropicales”, le oigo decir mientras camina por las calles de su vieja Barranquilla.
Sus grandes pasiones, el cine y la literatura, asoman con entusiasmo cuando habla de cuatro escritoras de su generación o de un viaje a París, una semana después de los atentados de noviembre del 2015.

Los años que vivió en Barcelona estudiando nos aparecen fructuosos, gozosos, tienen mucho jugo en su prosa, alimentando su narratividad; son páginas que anticipan una gran novela de formación, la historia de una mujer auténtica, una artista de nuestro tiempo, rebelde, con humor, cuidandera del medio ambiente, del equilibrio entre “los días de libertad de tiempo y los días de logros por alcanzar”.

Adriana Rosas Consuegra va en su búsqueda, como lo anticipaba uno de los cuentos de su primer libro, “Frente a un hombre desnudo”. Sigue dándonos placer leer sus añoranzas por volver a lugares habitados quizás en vidas anteriores.

 

adriana rosas 251Adriana Rosas Consuegra
Escritora y profesora de literatura y cine en la Universidad del Norte, Barranquilla. Doctora en Literatura Comparada de la Universidad Autónoma de Barcelona. En Buenos Aires obtuvo un diploma de especialización en Guión Cinematográfico y realizó estudios de cine. Trabajar como ingeniera de sistemas le abrió las puertas a algunos de sus viajes largos y posgrados. Amante del transitar y el observar lento. Es autora del libro de cuentos Frente a un hombre desnudo (Collage Editores, 2014). Sus cuentos, crónicas, ensayos han sido publicados en antologías y revistas en Colombia, Italia, Dinamarca, España y México. Dirige el Taller caminantes creativos afiliado a RELATA- Ministerio de Cultura, y ha dictado varios talleres de escritura creativa.

 

Material enviado a Aurora Boreal® por Adriana Rosas. Publicado en Aurora Borealr con autorización de Adriana Rosas y Julio Olaciregui. Foto Adriana Rosas © Adriana Rosas. Carátula Brújula de los deseos © cortesía Collage Editores.

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584