Aurora Boreal

Sábado, Dic 16th

Last updateJue, 14 Dic 2017 1pm

Home > Literatura > Poesía > La poesía de Helge Krarup

Poesía

La poesía de Helge Krarup

helge krarup 250Helge Krarup

Dinamarca, 1949. Escritor, poeta (debuta en 1983) y traductor. Licenciado: Universidad de Copenhague (historia del cine 1970, literatura danesa 1980, español 1992). Presidente del consejo del editorial, Forlaget Politisk Revy desde 1987. Presidente de la Sociedad de Escritores Daneses y Suecos desde 2010. Traducciones al danés de libros en español: Belinda Zubicueta: En sprække i tiden, (En una costilla del tiempo, poesía, Chile), Kvindeligt Arbejderforbund i Danmark, 1993. Pedro Almodóvar: Patty Diffusa, Rævens Sorte Bibliotek, 1994. Vicente Huidobro: 3 umådelige noveller, (3 inmensas novelas), After Hand, 1998. Vicente Huidobro: Arktiske digte, (Poemas árticos), Bebop, 2001. Vicente Huidobro: Firkantet horisont & Eiffeltårn, (Horizonte cuadrado, Tour Eiffel), Bebop, 2002. Vicente Huidobro: Altazor, Bebop, 2008. Nicanor Parra: Antidigte, Forlaget Politisk Revy, 2016 (selección y traducción por H.K., Gloria Galindo y Pablo Naranjo Golborne).

 

Selección de poema por el autor para Aurora Boreal®.
Traducción de Gloria Galindo.

 

ENCUENTRO ENTRE DOS MUNDOS

 

la flor
resplandese en la alborada entre las hojas de los árboles
el ave
cuyo pico irradia más que su plumaje
como la flor del la rama del árbol
que llevas en tu cabello
los picos de las montañas
brillando en tus dientes
entre tus tiernos labios como la greda fina del río
y la suavidad de tu voz
es caricia cuando tu me respondes
cuando contestas a mi ignorancia
con el discurso lógico y sorprendiente de tu experiencia brutal
y me entrego a tu vientre
y descubro que nunca te alcanzaré

como al hombre que nunca alcanzaré
el más pobre que he visto
corriendo entre coches en una calle en Lima
vestido solo con su saco de plástico azul
(necesidad de sobrevivencia observada
desde la tutela protectora de la exuberancia)

como al niño que nunca alcanzaré
que en los brazos de la madre en el pueblo shipibo de Mashpaya,
llamado por los blancos Nuevo Edén,
a orillas de un afluente del río Ucayali
en el vaho caliente de la selva
deja caer la cabeza hacia atrás
muriendo de deshidratación
La Vida se vuelve espuma contra las rocas
El Tiempo deposita sus imágenes en la arena

tú, continente, fondeadero de sueños ajenos
estamos 500 años del comienzo
a millones de muertes, cuya sangre
y billones de lágrimas, cuyo llanto
han llenado tus ríos de oro
y cubierto los picos de las montañas al sol
has mantenido los barcos de Europa flotando
y nutrido el árbol
cuya fruta se regoce en USA
mientras el pistaco o el ñakaj, el demonio de la noche
cuya felicidad es matar y chupar la grasa del cuerpo
hace la noche insegura y sin rumbo
como el aullido de los perros
y el miedo ante el golpe de una puerta, un coche y pasos corriendo

el viento trae sueños y se los lleva otra vez
como palabras al calor del día
tú, mujer, de mejillas heridas por el sol
relegada a las piedras infecundas de las montañas
tú, niño, de pies descalzos en la mañana fría de los Andes
que nunca has probado mantequilla, leche o miel
aquí en los campos celestiales de la tierra
de las sopas de manteca y las patatas cosidas en la tierra
mis labios estériles se niegan a besar
tu boca mocosa
cómo vas a deletrear tu futuro
tú, hombre, aquí estoy y te hago sombra
y tú inclinas la cabeza con una sonrisa
y pides más dinero, buen señor
“buen señor”, Mensch, ponte de pie

pero hace tiempo que te pusiste de pie
te pusiste de pie mucho antes que yo llegara
y cuando me haya ido tu respiración
sonará a golpe de música de quena en el altiplano
y golpes de vientre del tambor entrando
en mujeres y hombres que cuentan
en colores y dibujos entretejidos en su ropa
el sueño, el lugar, la vida y la muerte

no, vuelo lejos del manto de árboles de la selva
entre los picos de las montañas
sobre el desierto costero y la neblina amarilla de las ciudades
y te llevo en mí
ahora
que desapareces en una imagen

 

 

MØDE MELLEM TO VERDENER

blomsten
der lyser i morgendisen mellem træets blade
fuglen
hvis næb stråler mere end dens fjerdragt
som den blomst fra træets gren
du bærer i dit hår
de bjergtinder
der skinner i dine tænder
mellem dine læber bløde som flodens fineste ler
og din stemmes blidhed
er kærtegn når du svarer mig
når du besvarer min uvidenhed
med din tales overrumplende brutale erfaringers logik
og jeg overgiver mig til dit skød
og opdager jeg aldrig når dig

som jeg aldrig når manden
den fattigste jeg har set
løbende mellem en gades biler i Lima
kun iført en blå plastiksæk
(overlevelsens nødvendighed iagttaget
fra overflodens formynderiske beskyttethed)

som jeg aldrig når barnet
der i moderens arme i shipibolandsbyen Mashpaya
af det hvide samfund kaldet, Nuevo Edén,
Den ny Edens Have ved en sideflod til Ucayali
i regnskovens dampende hede
knækker hovedet bagover
døende af dehydrering
Liv slås til skum mod kystens klipper
og Tid aflejrer sine billeder i sandet

du, kontinent, ankerplads for andres drømme
vi er 500 år fra begyndelsen
til millioner af mord, hvis blod
og milliarder af tårer, hvis gråd
har fyldt dine floder af guld
og dækket bjergenes tinder i solen
der har holdt Europas skibe flydende
og næret det træ
hvis frugter høstes i USA
mens pistaco´en eller ñakaj´en, nattens dæmon
hvis lykke er at dræbe og suge kroppens fedt
gør natten usikker og retningsløs
som de frit løbende hundes hylen
og angsten ved bildøres smækken og løbende fodtrin

vinden bringer drømme og bærer dem bort igen
som ord i dagens hede
du, kvinde, med solsår på kinden
forvist til bjergenes udyrkelige sten
du, barn, med bare fødder i Andesmorgenens kulde
der aldrig har smagt smør, mælk eller honning
her i flommesuppens og de jordstegte kartoflers
himmelske markers land
mine sterile læber ville nægte at kysse
din snotunderløbne mund
hvordan vil du stave din fremtid
du, mand, her står jeg og skygger for solen
og du bukker din krop med et smil
og tigger flere penge, gode herre.
”Gode herre”, Mensch, rejs dig!

men du har for længst rejst dig
og du stod oprejst før jeg kom
og når jeg er gået lyder din ånde
som quenafløjtens hug over bjergets slette
og skindtrommens bugslag danser ind
i kvinder og mænd der fortæller
i farver og mønstre indvævet i tøjet
om drømmen, stedet, livet og døden

nej, jeg flyver bort fra junglens trætæppe
mellem bjergenes tinder
over kystlandets ørken og byers gule tåge
og bærer dig i mig
nu
hvor du forsvinder i et billede

 

Poema enviado a Aurora Boreal® por Helge Krarup. Publicado en Aurora Boreal® con autorización de Helge Krarup y Gloria Galindo. Foto Helge Krarup para Aurora Boreal®  de © Lorenzo Hernández.

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584