Aurora Boreal

Sábado, Dic 16th

Last updateJue, 14 Dic 2017 1pm

Home > Literatura > Puro Cuento

Puro Cuento

La visita de Dioniso

ubaldo_perez_0110El primer presentimiento que tuvo Verónica de que algo o alguien estaba tratando de tomar contacto con ella se redujo a una confusa sensación de perplejidad que se halló muy lejos de presagiar con claridad algo determinado. Sucedió durante una representación de la Antígona de Sófocles, en la que desde hace algunos meses desempeña el papel de Ismene. De pronto se vio a sí misma de pie delante de sí mientras desarrollaba su actuación, como espectadora y actriz al mismo tiempo. No se trataba simplemente de una división de la personalidad, como si cada una de dos partes diferentes de su yo hiciera cosas independientemente de la otra, sino de la unidad indivisible y conciente de ambas partes dentro de esa división: ella, la Verónica de todos los días, estaba siendo testigo presencial de Ismene, la Verónica actriz. De otro modo, tal vez ni se hubiera enterado del hecho.

Leer más: La visita de Dioniso

'Libros que matan'

alexander_prieto_001Premio Internacional de Cuento Juan Rulfo 2000
Radio Francia Internacional, París.

Al profesor Felipe Lanchas

Enrique Zapata murió por exceso de literatura. Trescientos kilos de libros le cayeron encima de súbito y acabaron con su vida. Nadie sabe exactamente qué vértice de qué volumen fue el que le dio el golpe definitivo. Estaba solo en su bodega revisando el pedido que al día siguiente enviaría a los libreros ambulantes del centro de la ciudad. Su deceso se produjo a las once y veintitrés de la noche del sábado, y las autoridades lo atribuyeron a un accidente.
Sin embargo su muerte no fue accidental. Un accidente es un evento del azar, sin ninguna línea que lo conecte con el pasado. Pero en el caso de Enrique Zapata había una maraña de hilos viejos y retorcidos que se tendían hacia la oscuridad de su pasado y enlazaban su muerte con hechos ocurridos años y meses atrás.

Leer más: 'Libros que matan'

El arte de escribir cuentos breves

victor_montoya_001El Tío*, como todo diablo de vasta cultura y declarado defensor del cuento breve -brevísimo-, aprovechó una de nuestras conversas para darme una lección sobre el arte de trabajar la palabra con la precisión de un orfebre.

-Escribir un cuento breve es como grabar un verso de García Lorca en un anillo de bodas -dijo-. Así de fácil pero a la vez difícil.

Lo miré callado, pensando en que el Tío, a pesar de sus atributos de Satanás, jamás dice las cosas al tuntún. Es un tipo asaz inteligente, sabio en las ciencias ocultas y en las ciencias de ciencias. ¿Qué no sabe? ¿Qué no puede? ¿Qué no quiere? Es un modelo de constancia y rigor intelectual. Y, lo más deslumbrante, tiene una respuesta para cada pregunta. Así un día, mientras hablábamos de literatura y literatura, dijo: "Los hombres escriben cuentos violentos". ¿Y las mujeres?, le pregunté. "Ése es otro cuento", me contestó.

Leer más: El arte de escribir cuentos breves

Encuentro casual

marie_rojas_001Para José Luis, por su cumpleaños
ella sospechó que lo amaría siempre.

Querido Platón
Celima Bernal Garcí
a

Volar a la luz de la luna, ¿hay algo comparable? Extendió sus enormes alas, tan semejantes de las de los murciélagos, y voló rumbo a la costa. Le gustaba ser criatura de la noche, si bien le molestaban las costumbres atribuidas a los de su especie, por cuya causa habían sido hostigados, maldecidos, casi aniquilados por los humanos. Su único pecado, "no ser mortal", fue lo que originó la persecución y los abocó al exterminio.

Leer más: Encuentro casual

Un modo argentino de morir

ubaldo_perez_002Jamás tuve la intención de dedicar mi vejez a recordar un duelo tan limpio. Antes de los hechos que voy a referir ni se me habría ocurrido pensar, cuánto menos desear, que el baile del cuchillo pudiese llegar alguna vez a grabar mi nombre en la memoria de la gente y condenarme a mí a este oscuro exilio clandestino. Si las cosas se han dado de esa manera, no me queda más remedio que aceptarlo. Pero créanme que tengo que superar una gran resistencia interior para acceder a su pedido de relatar lo acontecido. No es por miedo a que me delaten. Se trata solamente de mi propia perplejidad ante lo que yo mismo he hecho. Que esto quede bien claro. Me parece una cuestión elemental de honestidad para prevenir a quien quiera armarse de paciencia y escuchar los sucesos de aquel 14 de enero.

Leer más: Un modo argentino de morir

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584