Aurora Boreal

Martes, Oct 23rd

Last updateJue, 18 Oct 2018 11pm

Home > Literatura > Puro Cuento

Puro Cuento

Un modo argentino de morir

ubaldo_perez_002Jamás tuve la intención de dedicar mi vejez a recordar un duelo tan limpio. Antes de los hechos que voy a referir ni se me habría ocurrido pensar, cuánto menos desear, que el baile del cuchillo pudiese llegar alguna vez a grabar mi nombre en la memoria de la gente y condenarme a mí a este oscuro exilio clandestino. Si las cosas se han dado de esa manera, no me queda más remedio que aceptarlo. Pero créanme que tengo que superar una gran resistencia interior para acceder a su pedido de relatar lo acontecido. No es por miedo a que me delaten. Se trata solamente de mi propia perplejidad ante lo que yo mismo he hecho. Que esto quede bien claro. Me parece una cuestión elemental de honestidad para prevenir a quien quiera armarse de paciencia y escuchar los sucesos de aquel 14 de enero.

Leer más: Un modo argentino de morir

La otra confesión

guillermo_004¡Lo estamos observando!

Esas tres palabras, simples pero contundentes, estaban escritas en una caligrafía perfecta y con un estilógrafo de los de antes. La nota del papelito amarillo venía pegada a la carátula de la última versión del folleto sobre Acoso Sexual que había publicado la oficina unos años atrás.

¡Me quedé helado!

Tuve que sentarme y volver a leer pausadamente la nota.

Me volvió a parecer que las tres palabras eran categóricas, concluyentes.

Leer más: La otra confesión

Esposa fugada

helena_araujo_040Aquella tarde, el cartero flacucho y giboso de siempre, con su barba de tres días, su acento sudista y su andamiaje de alcohólico anónimo, le pareció a Emilia más alelado: no sólo se equivocó de paquete al entregarle el recomendado, sino le hizo firmar donde no tocaba, qué descuido. Al abrocharse la tricota por pura desazón, Emilia se disculpó sin motivo, pretendiendo luego remendarlo todo con un "good afternoon" tan enfático, que el otro se vio aún más perplejo antes de resolverse a darle la espalda y continuar su camino por la avenida jaspeada de sombras. Era un lunes brumoso, la luz mermaba ya aunque no hubieran dado las cinco, Emilia lo sabía sin mirar el reloj porque a esa hora el cartero pasaba, se detenía y daba un largo timbrazo, no dos cortos como en la famosa película que tanto le gustaba a Henry.

Leer más: Esposa fugada

La invisible mano del destino

marie_rojas_001Reanudamos la vida después de haber
viajado hasta el fondo de la muerte.

No digas que fue un sueño
Terenci Moixa

La editora se mantuvo de pie en la entrada, esa sala tan abigarrada le hacía sentirse incómoda, a pesar del buen gusto de los muebles y las antigüedades.

-¿Cómo va esa investigación?- preguntó a la escritora, que la miraba fijamente sin pronunciar palabra.

-Bastante avanzada, más de lo que te ha hecho pensar mi silencio de estos meses- le respondió, mostrándole dos butacones de cuero frente a una mesa cubierta por una montaña de documentos -. Al principio era solo compilar material para escribir una suerte de enciclopedia; ahora, me he enamorado de la idea.

Leer más: La invisible mano del destino

Lorenzana de Acereto

jairo_restrepo_005No lloró.

El padre Epaminondas Purificación Clóstenes le frotó saliva en los ojos, en las mejillas, no lloró. Entonces decretó, delante de la multitud agolpada en la puerta de la  casa de la mujer: ¡Bruja! Lorenzana supo entonces cómo eso significaba reclusión en una arquitectura húmeda y pestilente; encarnaba suplicio y muerte por el fuego, y el hombre no estaba allí para socorrerla.

Leer más: Lorenzana de Acereto

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584