Mario Szichman entrevista a Carmen Virginia Carrillo

Carmen Virgina Carrillo autora de De la belleza y el furor.

Propuestas poéticas renovadoras en la década de los sesenta en Venezuela, fue editado por primera vez en 2007 por "El otro el mismo" en coedición con el CDCHT de la Universidad de los Andes, Venezuela. Este mes salió una segunda edición, como libro digital, que está a la venta en las tiendas de libros electrónicos de los Estados Unidos.


MS: — ¿Cuál era su idea original cuando abordó el proyecto de De la belleza y el furor?
CVC: — La idea de proyecto de investigación era recrear el campo literario de la Venezuela de los sesenta, enmarcándolo en un contexto continental. Intentaba estudiar y explicar un período crucial de la poesía venezolana en el que iniciaron su producción varios de los poetas venezolanos, que han llegado a convertirse en autores reconocidos a nivel mundial.
Quería hacer un libro en el cual la sistematización de las poéticas que trascendieron el ámbito nacional y el período en que fueron elaboradas, se convirtiera en una verdadera contribución a la historiografía de la literatura venezolana del siglo XX.


MS: — ¿Cómo podría formular la propuesta de su libro?
CVC: —En este libro realizo una revisión crítica de las más relevantes propuestas poéticas, grupales e individuales, de la década del sesenta en Venezuela. Son objeto de estudio las obras de los más destacados integrantes de los grupos surgidos en la capital: Sardio (1958), Tabla Redonda (1959), El Techo de la Ballena (1961), del movimiento de provincia Trópico uno (1964) y de aquellos autores que, sin haberse unido a estos grupos, iniciaron su obra poética en esa década y cuyos libros han tenido una resonancia significativa en el público lector y en la crítica literaria. El segundo paso fue relacionarlas con las poéticas más relevantes del continente americano.

Mario Szichman. Escritor y periodista argentino residenciado en USA.

mario szichman 003MS: — ¿Qué es aquello imposible de desechar? ¿Qué se puede marginar pero sin dejar de mencionar?
CVC: —En el libro trabajo fundamentalmente las tres poéticas de ruptura y transgresión de la década. Primero está la poética de la subversión, la dominante del período, particularmente entre los grupos de vanguardia. Luego, la poética de lo fundacional, que comprende dos vertientes, una que concibe la palabra poética como fundadora de un universo mítico y otra que considera la palabra poética desde su capacidad nominadora de cosas. En ambas vertientes se le da un valor preponderante al rescate de la memoria. Finalmente, la tercera poética está articulada a partir de la matriz temática de la fragmentación del yo.
No obstante, hubo una cuarta poética que se ocupó particularmente de la perfección formal, cercana al abstraccionismo poético y que, a pesar de mantener cierto gusto por las formas poéticas tradicionales, planteó importantes renovaciones. Esta poética, aunque no es objeto de estudio, es descrita en el libro. Está conformada por aquellos escritores que concebían su obra en función del trabajo preciso del verso y se ubicaron en el polo autónomo del campo literario, mantenían su obra al margen del acontecer político, buscaban transformar las estéticas a partir de un fundamento de valor que relacionaba la poesía con la experimentalidad de la palabra y con la esencialidad artística.


MS: – ¿Se puede ser intelectual y además chavista? ¿Existe una cultura chavista?
CVC: —Si se puede ser intelectual y chavista. Conozco intelectuales cuyos trabajo he seguido y respetado, como el de Laura Antillano, que son adeptos al régimen. Aunque para mí es difícil entender que los intelectuales le encuentren una razón de ser al chavismo y lo apoyen. Pero tengo que reconocer que, al menos en el caso de Antillano, su labor en el campo de la promoción de la lectura es indiscutible, aun cuando esté enmarcado en la cultura chavista, y con esto respondo a la segunda parte de su pregunta. Sí existe una cultura chavista y considero que es tremendamente perjudicial para el país, ya que ha menospreciado toda manifestación artística que no esté en sintonía con la ideología del gobierno.


MS: – ¿Puede percibir en Venezuela la posibilidad de un diálogo intelectual entre el gobierno y la oposición, o todos los caminos están cerrados?
CVC: —Para mí, el gobierno ha cerrados todos los caminos del diálogo, esto lo ha demostrado particularmente el ministro de educación universitaria, Pedro Calzadilla, al desconocer a la asociación de profesores de las Universidades autónomas y al negar el diálogo con los representantes de las Universidades en el actual conflicto.


MS: – ¿Qué es el chavismo después de la muerte del presidente Chávez?
CVC: —Esto ya no es chavismo, es otra cosa, es la radicalización de una revolución que tiene su modelo y directriz en el castrocomunismo y que utiliza la figura de Chávez como comodín para mantener la lealtad del pueblo.

Carmen Virginia Carrillo es profesora de literatura y semiótica en la Universidad de los Andes, Venezuela y pertenece al Laboratorio de Investigación "Arte y Poética", de la misma Universidad. Libros publicados: Sito, cuento para niños. Bookbaby, 2013 (versión ebook). De la belleza y el furor. Propuestas poéticas renovadoras en la década de los sesenta en Venezuela. Mérida: El otro el mismo- CDCHT-ULA. 2007. Bookbaby, 2013 (versión ebook). Figuras del siglo XX en la literatura venezolana, Mérida: Publicaciones del CDCHT- ULA, 2001. La modernidad en la poesía de Antonio Arráiz, Valera: Publicación del CDCHT, ULA, 1994. También ha publicado artículos como capítulos en libros de varios autores y revistas especializadas de Francia, España, México, Chile, Brasil, USA, Venezuela.


MS: — ¿Cree que los vientos de insurgencia de la década del sesenta en Venezuela trajo la tempestad chavista? O para decirlo de otra manera: ¿tiene algo que ver el chavismo con la izquierda venezolana?
CVC: —El chavismo podría leerse como la materialización de los ideales de la izquierda venezolana de la década de los sesenta, al menos en sus inicios. No es casual que algunos de los poetas que estudio hayan participado en el proyecto del Socialismo del siglo XXI, como por ejemplo Gustavo Pereira, quien formó parte del grupo de abogados que elaboró la nueva constitución, o que el poeta Luis Alberto Crespo haya sido capaz de decir que "Chávez es el mejor poeta del país".
La revolución ha galardonado a Ramón Palomares y a Gustavo Pereira con el Premio Internacional de poesía Víctor Valera Mora (otro de los poetas de la década de los sesenta que trabajo). Todo esto habla de la inserción de un buen número de los escritores de la izquierda, que se iniciaron en los sesenta, en el proyecto de la Venezuela chavista. No obstante, Rafael Cadenas, quien tuvo que exilarse en los sesenta por sus ideales de izquierda, hoy día es uno de los intelectuales que más cuestiona el chavismo.

Mario Szichman entrevista a Carmen Virginia Carrillo enviado a Aurora Boreal® por Mario Szichman. Publicado en Aurora Boreal® con autorización de Mario Szichman. Foto Mario Szichman © Carmen Virginia Carrillo. Foto Carmen Virginia Carrill0 © Carmen Virginia Carrillo.

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de nuestras actividades
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones