'Lágrimas agraces' - David Gambarte

Lágrimas agraces

Lágrimas agraces
© David Gambarte
© Editorial Aurora Boreal®
Colección Poesía
Formato: Libro de papel
Editorial Aurora Boreal®
Idioma: español
ISBN 978-87-970038-1-7
Páginas 60
2017


Diseño de la colección Leo Larsen
Dirección editorial Guillermo Camacho
Fotografía cubierta © Annukka Kosone

Para comprar el libro pulse aquí

Síntesis
lagrimas agraces 250Gambarte sabe perfectamente que el tiempo es la cualidad principal de toda obra poética y así nos lo hace saber desde su primera estrofa hasta la última. Ya incluso en el título nos sacude con el látigo del exceso: ese adjetivo, agraz, que glosa con sonidos lo desagradable que resulta el paso del tiempo cuando éste se descontrola. A partir de ahí, desde ese inicio vertiginoso, aparece la tiranía del segundero, a la que Gambarte se abraza para recurrir al recuerdo, a la pubertad, al mes de mayo, a la luz de noviembre, al tú que fuiste o al tú que serás. En “Lágrimas agraces” está el amor, condición sine qua non para que perviva la lírica; pero también está la muerte, condición sine qua non para que perviva el amor. Es decir, el amor, la muerte y la lírica siguen engranando la eterna cadena. Gambarte es capaz de anudarse esta cadena al cuello, hacernos partícipes de esa angustia que el escritor siente al pasar de un concepto a otro, del eros al tánatos a través del verso, y disfrutar de la quemadura que en la razón dejó la palabra.

Carlos Mayoral

 

david gambarte 280David Gambarte
Gambarte sabe perfectamente que el tiempo es la cualidad principal de toda obra poética y así nos lo hace saber desde su primera estrofa hasta la última. Ya incluso en el título nos sacude con el látigo del exceso: ese adjetivo, agraz, que glosa con sonidos lo desagradable que resulta el paso del tiempo cuando éste se descontrola. A partir de ahí, desde ese inicio vertiginoso, aparece la tiranía del segundero, a la que Gambarte se abraza para recurrir al recuerdo, a la pubertad, al mes de mayo, a la luz de noviembre, al tú que fuiste o al tú que serás. En Lágrimas agraces está el amor, condición sine qua non para que perviva la lírica; pero también está la muerte, condición sine qua non para que perviva el amor. Es decir, el amor, la muerte y la lírica siguen engranando la eterna cadena. Gambarte es capaz de anudarse esta cadena al cuello, hacernos partícipes de esa angustia que el escritor siente al pasar de un concepto a otro, del eros al tánatos a través del verso, y disfrutar de la quemadura que en la razón dejó la palabra.

Carlos Mayoral

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado de nuestras actividades
Estoy de acuerdo con el Términos y Condiciones