Aurora Boreal

Lunes, Dic 18th

Last updateJue, 14 Dic 2017 1pm

Home > Literatura > Poesía > Cinco poemas de Manuel Parra Aguilar

Poesía

Cinco poemas de Manuel Parra Aguilar

manuel parra 250Manuel Parra Aguilar. (Hermosillo, Sonora. México) Profesional Técnico en Mecánica Automotriz por el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica y Licenciado en Literaturas Hispánicas por la Universidad de Sonora. Premio Internacional de Poesía Oliverio Girondo 2005, organizado por la Sociedad Argentina de Escritores, SADE, delta bonaerense, San Fernando, provincia de Buenos Aires, Argentina. XIII Premio Nacional de Poesía Tinta Nueva 2011. Ganador del Concurso del Libro Sonorense 2013, por el Instituto Sonorense de Cultura (ISC) y del Concurso Nacional de Poesía Alonso Vidal 2014, organizado por el Instituto Municipal de Cultura, Arte y Turismo de Hermosillo (IMCATUR). Libros: (Cuento) Contrataciones, Editorial JUS, 2009; (Poesía) Más le valiera morir, Rivas Hernández, Editores, 2009; En el estudio, Editorial Tintanueva, 2011; Manual del mecánico, VOX, 2012, Argentina; Portuaria, ISC, 2014; Pertenencias, Mantis-IMCATUR 2014.

 

 

UNAS BALATAS que giran
y se desgastan hasta ser algo menos que amianto. Lo
que presiona al disco o rotor
–según sea el caso– no
es asbesto: metal, cáliper.
Brake sistem: del pedal
             al reforzador de frenos,
                        línea por donde fluye el líquido hacia el cilindro maestro,
cáliper,
             cilindro de rueda,
herrajes en movimiento.

Continuación del sonido:
La ignorancia se presume: Cuestión
de suerte, dice el cliente.
Cuestión de frenos, dice el mecánico.

 

 

 

ASÍ ES EL DIFERENCIAL.
Tomar una curva sin perder la fijación de los neumáticos con el eje.
Así es el diferencial.
Trasladar la fuerza del motor/transmisión.
Así es el diferencial.
Su función es corregir la rotación de un neumático con relación al otro.
Así es el diferencial.
Los seis engranes que lo componen nos recuerdan que somos movimiento.
Así es el diferencial.
Un paisaje que refiere la certeza.
Así es el diferencial.
Piñón, Corona, dos Engranes Planetarios, dos Engranes Satélites.
Así es el diferencial.
Todo instalado en un universo/caja rodeado por el equilibrio.
Así es el diferencial.
El Piñón hace girar la Corona en su plenitud.
Así es el diferencial.
La potencia inicia en la fuerza del cigüeñal.
Así es el diferencial.
Es allí donde se traslada la rotación hacia el eje.
Así es el diferencial.
Se compensa el giro de cada neumático.
Así es el diferencial.
Para el servicio, consulte el manual del fabricante.
Así es el diferencial.
Tomar una curva sin perder la fijación de los neumáticos.
Así es el diferencial.

 

 

 

¿POR QUÉ NO iniciar por el principio?
Esto es una acumulación de energía,
una resistencia donde un agua destilada permite el flujo de electrones.
Así la medida exacta de esta agua evitará un corto circuito,
evitará un mal funcionamiento.
(Con bicarbonato de sodio,
limpiar de vez en cuando las terminales sulfatadas.)
El voltaje escapa de su origen, llega a un extremo que no desconoce
pero que reinventa al solo girar la llave de encendido.
El sistema de ignición es un despertar inmediato de energía.

Un acumulador estabiliza el voltaje eléctrico,
las variaciones transitorias de voltaje en el sistema eléctrico.

 

 

 

Sōichirō Honda ve un molino de arroz hacia 1916

El ruido y su permanencia.
La pupila archiva movimientos, la apariencia
se construye nuevamente cuando se nombra:
                                                                                                El ruido cae
como arrozal recién cortado. Sōichirō Honda
busca en ese caer un paisaje invisible entre las hierbas pisoteadas.
Sōichirō se inclina para seguir observando: Encuentra
nubes de humo, descascarado arroz entre su bicicleta.

Todas las cosas las toca el lenguaje.
Todo lo cumple el ruido que inventa formas.

Sōichirō pronuncia una palabra que no puede ser escuchada.

Un olor de combustible invade el terreno entre tanta ausencia de grillos.

Tal vez se propague hasta llegar a Hamamatsu.
Tal vez se propague hasta llegar a las orillas del mundo.

Sōichirō Honda se inclina para seguir observando.

 

 

 

Louis Chevrolet visita Belle Isle Park hacia 1941

En el centro de la ciudad:
                                       Las conversaciones y lo que podemos nombrar sus metamorfosis.
Belle Isle Park aguarda. Nada está en silencio.
Ni lluvia ni viento. Un hombre solo
enciende una cerilla, escupe el suelo de las palomas que vendrán. No
hay algo qué comer.
Nada está en silencio. Louis Chevrolet
tartamudea las Santas Escrituras y su voz no construye. Louis señala
la rectitud de un auto que cruza por MacArthur Bridge.
                          Un hombre se propone apagar la cerilla,
arruga el entrecejo.
                           Él no sabe que la soledad no es una opción.
Louis Chevrolet acomoda los émbolos de su pensamiento.
                           Morir no solo es mudarse de ciudad.
Tampoco lo es mirar la hora antes de partir.

 

Casi todo está en silencio.

 

Selección de poemas para Aurora Boreal® por Manuel Parra Aguilar. Publicado en Aurora Boreal® con autorización de Manuel Parra Aguilar. Foto Manuel Parra Aguilar © Manuel Parra Aguilar.

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584