Aurora Boreal

Miércoles, Feb 22nd

Last updateLun, 20 Feb 2017 10pm

Home > Actualidad > Entrevistas

Entrevistas

El fuerte sentido de la Identidad

alondra badano 250Entrevista a  la uruguaya- panameña Alondra Badano.

 

Ella es catedrática de Teatro y Literatura. Escritora. Ha estudiado, publicado y trabajado en Uruguay, Argentina, Cuba, México, Panamá, España y Canadá. Como actriz, directora y productora ha participado en más de 30 obras de teatro y en su condición de catedrática en múltiples congresos, eventos y encuentros en América, Europa y Asia con sus respectivas publicaciones investigativas. Ha merecido reconocimientos nacionales e internacionales por su aporte a las Artes y la Cultura. y ha sido jurado nacional e internacional de Literatura y Teatro en varios países. Entre sus obras se destacan: Parejas desparejas, (ensayo) Premio Ricardo Miró, 1997, Bajareques (cuentos,), Premio Rogelio Sinán, 2007, Jugada partida, Babilonia way of life y Sospecha de Sospecha (teatro) Premio Miró, 1999, 2004 y 20013 respectivamente, en Panamá, y La suerte del olvido (novela). Premio Juan Carlos Onetti, 2011, Uruguay. Reconocida como una de las 100 mujeres más destacadas de Panamá en el Centenario de la República (2003).

Leer más: El fuerte sentido de la Identidad

El beso de la memoria: entrevista a Alberto Salcedo Ramos

albertoCarlos 250Fue una sorpresa, una grata sorpresa. Y muy oportuna. Nos preguntaron telefónicamente si querríamos participar en la presentación del libro Botellas de náufrago (Luna Libros, 2015), de Alberto Salcedo Ramos. Se trataría de un conversatorio en el marco de la Feria del Libro de Cali, eso nos dijeron; y que sería algo informal. Bueno. Justamente: estábamos trabajando en una monografía sobre este cronista barranquillero, llevábamos casi un año en ello y ésta sería una excelente manera de concluir. “Bueno”, repetimos; y la cita quedó hecha. Después de ese diálogo a tres voces, nos sentamos a transcribir y a editar la grabación. Y he aquí la síntesis de aquella conversación con uno de los mejores cronistas contemporáneos de Colombia.

Leer más: El beso de la memoria: entrevista a Alberto...

Armando Romero o la búsqueda de las palabras para el asombro

armando romero 2500Un poeta singular en la literatura colombiana, Armando Romero epitomiza el caso del poeta viajero, como lo fueran en Ecuador Jorge Carrera Andrade o Henri Michaux en Francia. Nacido en Colombia durante la época de “La Violencia” y simpatizante juvenil de los desasosiegos contestatarios del movimiento nadaísta, por fortuna logra escapar a un destino de epígono local de las vanguardias europeas y a los nuevos ciclos de violencia que persisten. Sin duda, sus muchos años de viajes, fraternidad con poetas latinoamericanos fundacionales, residencias, trashumancia artística e intelectual por universos vitales en Caracas, Santiago, New York, México, Chicago, Atenas y El Monte Athos en Grecia se transformaron pronto en las geografías e imaginarios láricos y distantes que han alimentado su obra lírica y narrativa. Múltiples itinerancias y exploraciones en las estéticas de la modernidad le instigaron su participación en las renovaciones de la poesía latinoamericana y particularmente la colombiana. Lo llevaron a construir desde sus poemarios tempranos el lenguaje poético de una sencillez visionaria e inclinada a mostrar al mundo con magia y asombro. Una indagación constante de modos y palabras que facilitan los hallazgos de coordenadas nuevas, las revelaciones y puntos de unión en el universo. A sus conocimientos de muchas tradiciones literarias, ejercicio de la crítica y sensibilidad creadora, debemos las reflexiones que nos ofrece sobre el quehacer poético en la presente entrevista.

 

JCG: Armando tu eres un poeta quien aparte de tener una obra poética reconocida, también has tenido la pasión crítica, y también como resultado del amor por la poesía de los otros has hecho crítica literaria, has publicado antologías etc., en fin; eres lo que en Latinoamérica llamamos un hombre de letras, ¿Qué es lo que hace un buen poema?

AR: Bueno hay dos respuestas, entre muchas. Un buen poema necesita un buen lector. Indudablemente, como decía Borges, ese lector necesita ser un creador. Lo otro, es la capacidad que tenga el poeta para llevar a ese lector, por medio de las palabras, a un encantamiento, a una realidad que se complete dentro del poema mismo. Entonces un buen poema, en cierta manera, conlleva la calidad intrínseca a su escritura, pero su realidad representada tiene que ser transmisible al lector. Por ejemplo, si tomas un poema de un poeta como Aurelio Arturo, con imágenes claras y fácilmente transmisibles, comprobarás que su poesía es diferente a la de Juan Sánchez Peláez, o la de Neruda en “Residencia en la Tierra”, o la de Oliverio Girondo en “La Masmédula”, porque estos últimos poetas entran de lleno al desafío del lenguaje, corriendo riesgos o visitando fronteras que dan acceso a lo desconocido, juegan peligrosamente con las palabras y las imágenes. No sucede lo mismo con Arturo, quien está más afianzado en la tradición. No obstante, todos ellos afirman una realidad propia, que logra ser transmisible. De manera que siempre hay diferentes grados de realidad. Habría que agregar que todo poeta tiene diferentes etapas. Es común que la primera etapa sea, digamos, prosódica, en la cual el poema tiene una musicalidad, en donde el poema consigue una lectura rítmica, no importa que algunas veces pueda ser disparatado. Otra etapa importante es que no repita los lugares comunes que son elementales en la escritura de lo que llamaríamos poesía. Es decir, la utilización de formas poéticas desgastadas y ripiosas. El poeta debe poseer una habilidad o destreza para afrontar los peligros y los desafíos del acto creador.

Leer más: Armando Romero o la búsqueda de las palabras...

Entre el mito y la historia, una nueva literatura asoma

karina pacheco 256Entrevista con Karina Pacheco Medrano



Karina Pacheco Medrano (Cusco, 1969) es doctora en Antropología de América y experta en Desigualdad, Cooperación y Desarrollo por la Universidad Complutense de Madrid. Como escritora, en 2006 publicó su primera novela, La voluntad del molle, que ha sido reeditada este 2016 por el Fondo de Cultura Económica; el año 2008 ganó el Premio Regional de Novela del Instituto Nacional de Cultura de Cusco con No olvides nuestros nombres; en 2010 publicó la novela La sangre, el polvo, la nieve, así como su primer libro de cuentos, Alma alga. En 2012 publicó Cabeza y orquídeas, obra ganadora del Premio Nacional de Novela Federico Villarreal 2010. El año 2013 publicó el libro de cuentos El sendero de los rayos y la novela El bosque de tu nombre, y en 2015 una antología de sus cuentos, Miradas. Dirige Ceques Editores, editorial independiente especializada en narrativa, historia y antropología andina.

 

 

Carlos Villacorta: Ricardo Piglia menciona en La Forma inicial (2015) que la literatura es ante todo una máquina de representaciones e interpretaciones. En tus novelas, existe una preocupación por retratar o representar el Cusco no solo de hoy sino del último siglo. ¿Cuál fue el reto en términos de ficción, es decir en cuánto una búsqueda del lenguaje para el fondo de tus novelas?

Karina Pacheco: El Cusco es un espacio donde la historia está muy presente, tanto por la gran cantidad de monumentos incas, pre-incas y coloniales que alberga, porque ha sido escenario de continuos movimientos sociales, como porque en la cultura local (cusqueña y andina en general) la historia oral sigue siendo un elemento vivo. Pero más allá de ese Cusco tradicional y típico retratado en postales, está el otro Cusco en cambio social continuo, sumamente cosmopolita, que además tiene un lado poco sacro, más bien caótico, sucio y dionisíaco. Y la mayoría, dentro y fuera del Cusco, quiere quedarse con la visión de la postal. Entonces, desde la ficción hay por un lado un aliento para desentrañar momentos históricos que cuentan tremendas cosas de lo que fuimos, de lo que heredamos, pero también hay mucho por abordar sobre esos aspectos sórdidos, algunos descubiertos a través de historias orales íntimas; todos ellos mueven las micro y macrohistorias. Para mí, que vengo de una formación en antropología e historia, un reto persistente es cómo representar en ficción aquello sin rendirme al lenguaje más explicativo y riguroso de las Ciencias Sociales, cómo dar fuerza propia a la ficción con ese lenguaje literario que sin contar ni explicar los hechos concretos sugiere lo esencial, lo hermoso, lo sórdido.

Leer más: Entre el mito y la historia, una nueva...

Luis Bacigalupo: sus respuestas y poemas

luis bacigalupo 251Luis Bacigalupo: Argentina, 1958. Reside en Buenos Aires. Cursó la Carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires. Coordina talleres de escritura. Es director de la editorial El Jardín de las Delicias. Dirigió la revista de literatura y el sello editorial de poesía La Papirola. Textos suyos han sido incluidos en diversas antologías —“70 poetas argentinos, 1970-1994”, compilador: Antonio Aliberti, Editorial Plus Ultra, 1994, “El textonauta”, compiladoras: Graciela Komerovsky y Noemí Pendzik, Editorial Troquel, 1994, etc.—, como así también en publicaciones periódicas del país y de España, Venezuela, Perú, Estados Unidos y Uruguay. Publicó entre 1987 y 2014 los poemarios “Trogloditas”, “Yo escribía un poemita”, “El relumbrón de la claraboya”, “Madagascar”, “Las purpurinas”, “El océano”, “Elíptica del espíritu” y “Mixtión”. En 2000, a través de Ediciones Simurg, aparece su novela “Los excomulgados”, precedida por su relato “La deuda”.

Leer más: Luis Bacigalupo: sus respuestas y poemas

Grow Deep Coaching

Los amigos invisibles - próxima publicación

Sample image

AURORABOREAL® para los amantes del español.

ISSN 1903-8690  Versión digital.
ISSN 1902-5815   Versión impresa.

Aurora Boreal® es una marca registrada.
Aurora Boreal® no se hace responsable de las opiniones de nuestros colaboradores.

Aurora Boreal® la revista para los amantes del español que hacemos desde Dinamarca.

Aurora Boreal® es la plataforma digital de la Editorial Aurora Boreal®  CVR nr. 37034584